A 65 años de una trascendental declaración: La Historia me absolverá

0
17

Los incuestionables logros en sectores esenciales como la salud y la educación son el fruto de la reforma integral, en sectores claves, que comenzó en nuestro país al triunfar la Revolución, en respuesta a lo expuesto por Fidel en su alegato de autodefensa, La Historia me absolverá.

A 65 años de la trascendental declaración, aún asombra la visión futurista de aquella enérgica denuncia de los crueles vejámenes a que estaba sometido el pueblo por gobiernos corruptos, en particular el del dictador Fulgencio Batista.

El líder juvenil expuso de manera clara y precisa que contra un régimen indigno y brutal no había otra alternativa que la lucha armada, por tanto los reveses no constituirían freno.

Una vez expuesto el Programa del Moncada,se perpetuó como luz sobre la oscuridad de aquella época y constituyó la estrategia a seguir para hacer realidad los anhelos de libertad, de igualdad y justicia social.

Lo expresado por Fidel en el juicio por los ataques a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en Santiago de Cuba y Bayamo, respectivamente, incluía entre sus acápites seis problemas fundamentales a resolver luego del triunfo revolucionario.

Entre ellos figuraban el problema de la tierra, el de la industrialización, la vivienda, el desempleo, el problema de la educación y también el de la salud.

Seis años después se saboreó la victoria y comenzó una transformación radical de aquellos males, como auténtico premio a los mártires que contribuyeron a trazar este irreversible camino de nuestra Revolución.

Desde el primero de enero de 1959, es prioridad cumplir lo planteado en el programa del Moncada de concebir a la salud y la educación, entro otros aspectos fundamentales, como derechos indispensables de cada cubano.

Las premoniciones del joven abogado que asumió su propia defensa se hicieron realidad; la historia lo absolvió y le dio la posibilidad de llevar a su pueblo hacia ese futuro mejor que imaginaba y que siempre creyó posible.

El Programa del Moncada aunó voluntades a favor de conquistar la victoria, esa que continuaremos defendiendo con la entereza, que caracterizó a la Generación del Centenario, aquellos difíciles días.

Dejar respuesta

Por favor, teclee su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí

*

code