Comercio electrónico, ¿para vender más o mejor?

Foto tomada de internet

Tarjetas magnéticas, compras online, telebanca, POS, IP…  términos que poco a poco, se incorporan  a nuestro diccionario, luego de la llegada del comercio electrónico a la vida de los cubanos.

Esta variante de comercialización  funciona a través de  transacciones financieras  realizadas desde  internet, un  servicio útil pero además,  proclive a mejorar.

Y estamos hablando del pago de productos en la red de comercio en CUC, una de las primeras acciones del Comercio Electrónico en el país o  el empleo del móvil para saldar cuentas con Etecsa,   la Empresa de Gas Licuado y  la Eléctrica.

La lista de servicios incluyó  recientemente el  pago online en la Cadena de Tiendas Caribe (actualmente solo en el Centro Comercial de 5ta y 42, en La Habana) y que  debe extenderse al resto de las cabeceras provinciales en el primer semestre del año.

A esto se une el Servicio de Correos de Cuba, el cual   permite a los poseedores de una tarjeta bancaria activa y una de telebanca, la expedición de giros nacionales.

Como sabemos, es política  de  gobierno extender la informatización de la sociedad  hacia todos los sectores, y el comercio es uno de los priorizados. Por eso,  se prevén mejoras de estos servicios en línea y también su extensión a todo el país, en tanto el banco nacional trabaja en el desarrollo de una pasarela de pago – mecanismo que permite hacer transacciones monetarias-  entre el banco, los clientes y las empresas en tiempo real.

Sin embargo, a la par del avance en esta materia, hay que seguir trabajando en la sostenibilidad de los servicios que ya se prestan, para evitar malestar de la población por asuntos relacionados con las roturas de los POS,     falta de conectividad en los centros comerciales,  lentitud en la red u otras  deficiencias en el sistema que limitan las operaciones de los usuarios.

En la provincia de  Pinar del Río, según datos consultados existen más de 580 POS,  y en no pocas oportunidades , los clientes prefieren pagar en efectivo para evitar contratiempos con el funcionamiento de estos dispositivos.

Así,  los ciudadanos se pierden las indiscutibles bondades que ofrecen las tarjetas magnéticas, entre las que sobresale el descuento de un por ciento de dinero, por la gestión comercial y la confiabilidad de la transacción monetaria.

Actualmente  la mayor parte de los POS instalados en el país, se  comunican a través de redes telefónicas, aunque ya también se instalan algunos inalámbricos y  otros  tecnológicamente superiores  a través de la vía IP, los cuales son mucho más efectivos.

En un país en el que la informatización de la sociedad es prioridad para el desarrollo, se impone que las políticas trazadas encuentren buen camino, razón por la cual como afirmara recientemente el Presidente Cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, “hay que  multiplicar los esfuerzos para el desarrollo eficiente del comercio electrónico.

“Su uso tiene que ampliarse en el territorio nacional, pues no solo permite elevar la eficiencia en las gestiones que a diferentes instancias se realizan, sino también,  contribuye a evitar fenómenos de corrupción, al dejar rastros de todas las transacciones”.

Dejar respuesta

Por favor, teclee su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí

*

code