Cuando la insensibilidad predomina

1
Estos bancos están en la calle mientras muchos usuarios están de pie dentro del Taller de Reparación de Enseres Menores./ Foto de Pepe Morejón Morejón

Al filo de las dos de la tarde, fui testigo de dos hechos insólitos en nuestros tiempos. Sí, en los tiempos difíciles que vivimos los cubanos.

En el salón de espera del Taller de Reparación de Útiles del Hogar, ubicado frente a Coppelia, varios usuarios esperaban de pie, algunos pasados de los 60 años de edad. Todos necesitados de reparar sus radios. Las demás especialidades no tenían demanda.

Una señora llama la atención cómo de los cuatro bancos disponibles para ser ocupados por los que concurren a este necesario lugar, dos permanecían en la calle, al parecer guardando un espacio del parqueo.

Ante esta ilógica medida este redactor quiso saber de primera mano cómo era posible que esto ocurriera. Frente la puerta del administrador me percato que felizmente el funcionario está en su puesto de trabajo, y su mano se elevó para invitarme a entrar, aunque hablaba por teléfono.

Mi comienzo fue exponiendo los argumentos lógicos de personas de pie cuando estos medios para sentarse estaban en la calle. Su contra respuesta decepciona al más insensible de los ciudadanos: cuidaban el espacio del parqueo, marcando en la calle para un camión que vendría, quizás a traer piezas.

Solo habían transcurrido cinco minutos cuando la recepcionista se dirige a los siete u ocho usuarios en la cola para decirles que el mecánico de radio solo atendería su actividad hasta las 3 pm, porque “TODOS” los trabajadores estaban convocados para discutir un documento orientado por las instancias superiores.

De nuevo fui a ver el gentil administrador quien me dio la opción de quejarme a la Empresa que los dirige.

En la Empresa de Útiles del Hogar, tuve el privilegio, ya como redactor- reportero de ser recibido por la máxima autoridad. La comprensión a mi exposición fue absoluta y con apoyo argumentativo a mi lógica.

¿Acciones inmediatas ante esta insensibilidad?

Para no dejar estas acciones impunes regresé al escenario para dejar parte de la constancia gráfica de los hechos. Muy a tiempo llegué para que esto no se quedara solo en palabras.

Este acompañante del camión se dirige a retirar los bancos para dar paso al esperado medio de transporte./ Foto de Pepe Morejón Morejón
El camión ocupa ya el espacio de los bancos, muy tarde, el taller cerraría en pocos minutos./Foto de Pepe Morejón Morejón

Mi mejor homenaje a las personas mayores que esperaban de pie, sin protestar estas injustas medidas administrativas son estas palabras salvadoras del Presidente Miguel Diaz-Canel Bermúdez en su reciente visita a vueltabajo. “Cuando uno viene a Pinar del Río lo primero que se lleva como impresión es que lo mejor es su pueblo, muy noble, con mucha vergüenza y compromiso”.

1 Comentario

  1. Cuando la insensibilidad predomina
    Hay veces que las causas de la incorformida se asemejan mucho a la insensibilidad, y eso es un escape para enviar una protesta

Dejar respuesta

Por favor, teclee su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí

*

code