Radio Guamá
La señal sonora de la familia pinareña.

En pésimas condiciones la Academia de Béisbol de Pinar del Río

3 607

La Serie 59 de béisbol concluyó para Pinar del Río y muchos son los criterios, análisis y consideraciones que salen con respecto a la no clasificación del equipo para la segunda etapa de la pelota cubana.

Se habló de realizar un concentrado especial, de aglutinar a los talentos y entrenadores, y comenzar una preparación bien elaborada con vistas a mejorar los aspectos de juego deficientes de cara a la próxima campaña, que iniciará en el mes de marzo.

Quedan cuatro meses y nada ha comenzado, todo sigue igual y la solución que se busque no tapará la realidad que envuelve a varias aristas del béisbol pinareño. Menciono “aristas” porque no quiero involucrar a los atletas y preparadores que están desde hace tiempo esperando a que todo comience.

En estos momentos, Pinar del Río es una de las pocas provincias del país, por no decir la única, que no cuenta con una Academia de Béisbol. En realidad está, pero no sirve estructuralmente. El estado constructivo y de confort deja mucho que desear y dudo que alguien quiera permanecer albergado en ese local.

Desde hace meses el baño está demolido, en escombros y sin solución alguna, ya que el presupuesto asignado para repararlo fue retirado y destinado al salario de los trabajadores. Sea cual sea la justificación, si se comienza una obra se supone que debe terminarse, pues todos los recursos asignados a la misma deben planificarse con antelación y ser aprobados por la máxima dirección del organismo deportivo.

Foto de Raúl Hernández Lima

Los albergues son arena de otro costal. Al estar ubicados debajo de la gradería del San Luis tienen poca ventilación, olor a humedad y se respira constantemente la arcilla del terreno debido a que la pared trasera de los cuartos es de celosías y tras ella se guarda el material de mantenimiento. Además, por estas celosías penetran gatos, roedores y otros animales, que muchas veces hacen sus necesidades sobre las camas de los jugadores.

Foto de Raúl Hernández Lima

Por el momento la solución que se maneja es alojar a los atletas más lejanos en el Motel Deportivo pero el problema de la academia sigue y seguirá ahí. Es como tapar la gotera y pasar por alto la cuestión del salidero. Esta situación más allá de la comisión provincial de béisbol, que poco puede hacer, atañe a directivos del deporte y de la provincia en general.

Algo similar vive la pizarra del estadio Capitán San Luis, la cual se está inaugurando desde hace dos series y luego de largas reuniones poco se ha podido hacer. Urge actuar, el público y la historia del béisbol pinareño merecen algo mejor.

3 Comentarios
  1. RAMON ALVAREZ says

    Que triste!!!!!!!!!!….me pongo a pensar en el brillo que le dio el beisboll a Pinar…pienso en Pineda, pienso en Lach, pienso en Pascualito, pienso en Apolinar, pienso en Mike Montalvo, pienso en Cortina, pienso en todos los grandes peloteros que por ahi de una u otra forma pasaron…pienso en Jorge ( Jorge Fuentes ) ….pienso y pienso que me cuesta trabajo ver estas imagenes y no he visto la Pizarra….hace 23 años no entro al estadio… me imagino..pero no quiero ver…me duele esta foto…me doleria ver mas abandono con el beisboll en Pinar…

  2. Dr. Reinaldo says

    Coño Amayita, que bien que usted siempre la pone a la hora buena, problemas como ese en nuestra Tierra verde, no es el único, pero realmente cuando se habla del pasatiempo nacional, duele leer estas cosas, el bèisbol pinareño està en crisis, como lo està el béisbol cubano en general…un abrazo hermano..

  3. Alejandro says

    No solo la pizarra, tampoco se ha instalado la pantalla digital donada por Samsung desde 2018 como estímulo por los resultados del béisbol en Pinar, todos los proyectos hechos, las promesas incumplidas, también se suma la torre del RF derribada por un ciclón hace 20 años y que se anunció por la amplificación local que sería ubicada, así como la grada de sol del RF, la reparación del terreno, en fin un sinnúmero de promesas infundadas. Recuerdo cuando los peloteros se quedaban en el Estadio, las condiciones que este tenía, era una fiesta el domingo con el doble juego, no faltaba servicio y de calidad en las cafeterías y hasta café se repartía por las gradas. El bloqueo es el principal culpable de todo, aún de lo que no somos capaces de hacer.

Dejar una respuesta

Tu email no será publicado.