En Pinar del Río, un jardín de vegetales

0 116

El principal mérito no es ostentar tantos reconocimientos, sino mantener el buen trabajo desde los inicios en un pequeño espacio invadido por basura y malas hierbas.

Ahora ya tiene experiencia como productor, pero cuando se inició Miguel Espinosa en las labores agrícolas, era uno de los más jóvenes en el movimiento de la Agricultura Urbana y Suburbana.

La primera impresión que me llevé de este lugar fue cuando -hace más de cinco años- en solo un metro cuadrado de tierra obtuvo unas 23 libras de lechuga, eso lo comprobamos en uno de los recorridos que presidía el destacado Doctor Adolfo Rodríguez Nodals.

Desde entonces, el organopónico “Ingeniería número uno” de Pinar del Río, es visita obligada para todos los que quieran conocer sobre buenas prácticas agroecológicas para la producción de hortalizas y condimentos.

Dejar una respuesta

Tu email no será publicado.