Menu

El líder de la Revolución en Pinar (II): Cazador de huracanes

Fidel en Pinar del Río¡Llegó Fidel!, exclamó alguien al ver penetrar en el parqueo interior de la sede del Comité Provincial del Partido, los automóviles que formaban habitualmente parte de su comitiva. En horas avanzadas de la noche-madrugada, esa área del edificio, donde radicaba en momentos de peligro el Consejo Provincial de Defensa, estaba casi desierta. Ello nos permitió a algunos periodistas, en no pocas ocasiones, estar entre los primeros en recibir al Líder de la Revolución.

Y es que la amenaza de fenómenos meteorológicos que penetraron por algún lugar de la geografía pinareña -o en el mejor de los casos recorrieron la costa sur de la región más occidental de Cuba, dejando abundante lluvia, daños materiales y hasta humanos-, constituyeron motivos para que el Comandante en Jefe Fidel Castro se hiciera presente en Vueltabajo en innumerables ocasiones.

En función de mi trabajo, estuve presente junto a algunos colegas, en varios de los encuentros que sostuvo Fidel con las principales autoridades de la provincia, a veces desde horas antes de que llegaran a tierra aquellos fenómenos, que en una ocasión comparó con los efectos de una bomba atómica, por su alto poder destructivo para cambiar el panorama de campos y ciudades en muy breve tiempo.

Le vimos allí, junto al Consejo Provincial de Defensa, pedir detalles de la situación en cada municipio, dar orientaciones precisas para proteger a la población, y también a los principales renglones económicos, como el tabaco depositado en almacenes, casas de curación y talleres de escogidas.

Aún antes de que ocurrieran las inevitables pérdidas de viviendas, e interrupción de servicios como el eléctrico y el telefónico, ya se interesaba por los recursos disponibles para acometer la recuperación, e incluso daba instrucciones para mover personal especializado y medios desde otras provincias.

Al menos en una ocasión, pidió que le comunicaran con el meteorólogo pinareño, que en esos momentos se encargaba de mantener informado al Consejo de Defensa sobre las características y trayectoria del huracán que se acercaba. Pueden imaginarse la sorpresa del especialista, cuando le dijeron que Fidel estaba al teléfono.

Su primera reacción fue la de quien se piensa objeto de una broma. Después se sobrepuso y dejó en el Comandante en Jefe, –incuestionable conocedor del tema-, una buena impresión por la preparación que demostró tener.

Esos intercambios del Lider con las autoridades de la provincia, devinieron reuniones de trabajo, de las que no pocas veces salieron proyectos para impulsar importantes obras, resolver necesidades de la población, y hasta dar prioridad a determinados cultivos que demostraban tener mayor resistencia, al alto acumulado de lluvias y azotes de fuertes vientos que presuponía el paso del fenómeno atmosférico.

Hubo momentos en que le vimos llegar en medio de la tormenta, y en esas mismas condiciones partir con rumbo desconocido, en viajes no exentos de peligro, que después supimos le llevaron a municipios más cercanos al epicentro del ciclón, donde constató personalmente la situación.

Lo cierto es que para los periodistas que cubríamos estas situaciones de desastres, y también para el pueblo acostumbrado a la presencia protectora de quien nunca le dejaría abandonado a su suerte, un huracán sin Fidel nos parecía algo extraño.

De las vivencias de entonces, y también de las trágicas consecuencias de un huracán que no tocó tierra pinareña, estaremos hablando en próximo artículo

Share this post / Compártelo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

ENLACES DE INTERÉS
- Mapa del sitio
- FAQ
- Quiénes somos

Radio GuamáDirectora General: María Victoria Menoya Martínez | Editora-Jefa: Dunia Chinea Hernández | Webmáster: Yordan Hernández Hernández | Traductor: José S. Morejón Morejón | Community Manager: Elena Fernández Silva | Periodistas: Roxana Llamazares y Rosmery Iznaga 

Bienvenido, hoy es: 24 / Enero / 2018