Michel: El Meñique de ómnibus nacionales

0
108
Michel Díaz Pérez ómnibus nacionales
Michel Díaz Pérezz /Foto: Elizabeth Rodríguez Peguero

La baja estatura y el menudo cuerpo de Michel Díaz Pérez hacen pensar en un hombre endeble, pero solo es a primera vista, porque quien tiene la oportunidad de conocerlo aprecia que está muy lejos de esa imagen.

El joven es de armas tomar y lo ha demostrado por más de diez años como conductor de Ómnibus Nacionales.

“Yo trabajaba en Tropas Especiales, en la unidad El Cacho, ahí manejaba el transporte que trasladaba a los trabajadores y soldados, y me entero que  entraron los  ómnibus Yutong y necesitaban choferes con cinco años de experiencia así que no quise perder esa oportunidad.

“Era un sueño por cumplir porque siempre quise seguir la tradición de mi abuelo y mi padre, que dedicaron gran parte de su vida a conducir guaguas en las rutas nacionales, incluso, mi papá aun lo hace. Estoy aquí desde el 2006 y me jubilo en este oficio porque es lo que quiero”.

¿Qué requisitos hay que tener para ejercer esta labor?

“Primeramente hay que gustarle mucho y sentirse un profesional de la carretera. Además sentir amor por las personas porque a diario tienes que lidiar con distintos públicos y siempre hay que tener una palabra amable para cada quien, un buen trato, una respuesta oportuna para cada situación. Eso le da confianza a los pasajeros que, en definitiva, son nuestra razón de ser.

“También debe primar la responsabilidad pues de uno depende la vida de muchos; la carretera es peligrosa y hay que tener todos los sentidos puestos en lo que uno hace, pero te aseguro que es muy lindo, al menos para mí que vivo enamorado de mi oficio”.

¿Cómo combinas juventud y responsabilidad?

“Cuando sientes amor por lo que haces, te gusta que salga bien y, en mi caso, la tradición dejada por mi padre y abuelo, es una alta responsabilidad. Me gusta, como a cualquier joven, pasear, divertirme, pero el trabajo es el trabajo y en el momento que lo hago, lo otro lo dejo a un lado y, hasta ahora, me ha ido muy bien y mis superiores nunca han tenido que llamarme la atención por algo mal hecho”.

¿Qué es lo que más disfrutas de la labor que realizas?

“En primer lugar, estar delante de un timón para trasladar a tanta gente, también ponerme mi uniforme tal como es, con corbata y todo, pero lo más valioso es la gratitud que recibo por el buen trato que ofrezco en cada viaje, aunque creo que solo cumplo con el deber que me corresponde, pero es muy bueno ver a los demás felices al final de cada recorrido.

“Siempre se lo digo a mi compañero Ismael: “no hay nada mejor que ser chofer de Ómnibus Nacionales” y, como él piensa lo mismo hacemos un dúo perfecto y en nuestro carro sí cumplimos con el eslogan de que el cliente siempre tiene la razón”.

Michel Díaz Pérez y su compañero Ismael Villafafila
Michel Díaz Pérez y su compañero Ismael Villafafila /Foto: Elizabeth Rodríguez Peguero

Como tú, hay jóvenes que les interesaría ejercer tu oficio. A ellos, ¿qué les dices?

“Que no se van a arrepentir si lo logran, pero tienen que estar muy claros que una vez que decidan tomar este paso tienen que dejar a un lado los problemas cotidianos mientras están trabajando y tratar a todos los pasajeros de una manera eficiente para que se sientan seguros mientras viajan. Además ser jovial, sonriente y muy tratable”.

¿Consideraciones finales para el final de esta entrevista?

“Como yo hay un montón de conductores que brindan un servicio eficiente, para ellos la felicitación, así que aprovecho esta oportunidad para transmitírselas. Y a los clientes de Ómnibus Nacionales los invito a viajar con nosotros que seguridad no les faltará. Ah, y lo más importante que Michel siempre será igual, tal como el primer día que realicé mi sueño  de estar frente al timón de una Yutong”.

Basta conversar con quienes han tenido la oportunidad de realizar un viaje con este joven pequeño y delgaducho como Meñique, para darse cuenta que su físico no tiene nada que ver con la grandeza que lo caracteriza.

Dejar respuesta

Por favor, teclee su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí

*

code