Otra vez noviembre…y un Fidel que nos inspira

0 107

Otra vez noviembre se desvela con un dolor que nos retuerce el alma.

Otra vez, el amargo recuerdo de la noticia que llegó a media noche para estrujar los corazones.

Otra vez el nudo en la garganta cuando tratamos de cantar la poesía y convertirla en hombre.

Otra vez… el enfrentamiento a la muerte para demostrarle que no es tan fuerte cuando se empeña en encubrir la vida. Encubrir una vida que aun después de irse (o mejor dicho, alejarse) perdura en el alma de la gente; que digo de la gente…de un pueblo…de muchos pueblos.

Otra vez el tributo al gigante de actuar y de palabras, al porfiado investigador de la razón, al impaciente detractor de la mediocridad, al hombre que consideraba las riquezas materiales estéril espuma y se declaraba a merced de la grandeza espiritual.

Otra vez la evocación a quien llenó las plazas con su elocuente palabra, con su grandeza de hombre justo, con la sonrisa a flor de labios, con la espontaneidad innata, con el compromiso en la garganta.

Otra vez noviembre y, con él, afloran sentimientos encontrados, corazones sobrecogidos, suspiros y hasta llanto.

Pero también llega un Fidel de pie que nos convoca, que nos inspira y recuerda que superarnos es necesario, que seguir adelante es esencial, que  el optimismo perpetuo es un multiplicador de fuerzas, que hay algo bueno en este mundo y merece la pena luchar por él.

Dejar una respuesta

Tu email no será publicado.