Pinar del Río, tercero en Liga Cubana de Fútbol

0
El partido entre verdes y rojos fue el reflejo del guión previsto, con los locales intentando dominar la esférica y los santiagueros presionando bien arriba la salida de la zaga vueltabajera / Foto de Victor Manuel Blanco González
El partido entre verdes y rojos fue el reflejo del guión previsto, con los locales intentando dominar la esférica y los santiagueros presionando bien arriba la salida de la zaga vueltabajera / Foto de Victor Manuel Blanco González

Pocos equipos en Cuba intentan practicar un fútbol vistoso. Aunque resulta complejísimo efectuar un juego de posesión en canchas como las de la Isla (en condiciones paupérrimas en la mayoría de los casos), son contados los elencos que tienen arraigado ese gusto por la pelota, como Pinar del Río, fiel al estilo de su entrenador, Pablo Elier Sánchez.

Todo lo contrario es el conjunto santiaguero, vigente campeón nacional, pero cuya idea de juego se basa más en el pragmatismo y la potencia física que en la exquisitez táctica. Aun así, como reza el adagio futbolero, lo importante no es jugar bien, sino ganar.

Estos dos estilos contrapuestos chocaron el pasado sábado sobre la cancha de la Facultad de Cultura Física “Nancy Uranga Romagoza”, de la capital pinareña, en un partido crucial en la puja por el liderato de la tabla de posiciones, que en definitiva se saldó con éxito para los indómitos de 1-0 y su consiguiente consolidación en la cima de la clasificación.

El tanto de Santiago de Cuba lo anotó Eddy Gelkis Olivares, quien entró de cambio en la segunda mitad del cotejo. De esta forma, los de la tierra caliente llegan a nueve puntos, mientras los pinareños quedaron en cinco, para un tercer puesto.

El partido entre verdes y rojos fue el reflejo del guión previsto, con los locales intentando dominar la esférica y los santiagueros presionando bien arriba la salida de la zaga vueltabajera.

En definitiva, fue el técnico visitante el mayor beneficiado en los 90 minutos, pues su elenco cumplió con eficacia la estrategia de bloquear a dos jugadores esenciales del mediocampo pinareño, la mancuerna de Yadier Acosta y Yampier Rodríguez, dos veteranos que fueron sustituidos pocos minutos después del descanso.

El balón no fue dominado como de costumbre por los de casa, y los actuales monarcas realizaron su juego característico rompiendo cada acción ofensiva rival con su sólida defensa (Malblanche a la cabeza). Además, aprovecharon muy bien las acciones de contraataque, que pusieron en aprieto en más de una oportunidad al guardameta Elier Pozo, autor de par de paradas espectaculares.

El juego de los santiagueros es, esencialmente, una mezcla de desgaste físico y chispazos de su estrella, Yordan Santa Cruz, un jugador que, evidentemente, está por encima del que posee actualmente el fútbol cubano. Pinar, entretanto, depende mucho de lo que pueda hilvanar su centro de la cancha, inoperante ante Santiago. Por demás, habrá que ver cuánto puede aportar Arichel Hernández, otro con magia en sus botines.

Lo cierto es que la victoria de los santiagueros fue totalmente merecida. Plantearon mejor el partido y sometieron a su estilo a un conjunto de Pinar del Río irreconocible. Tras finalizar el choque, Pablo Elier Sánchez declaró que la vuelta en el Antonio Maceo, de Santiago, será un partido diferente. Esperemos.

Dejar respuesta

Por favor, teclee su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí

*

code