Pinareño recuerda Operación Carlota

0 135

El pinareño Enrique Matos recuerda su participación en la “Operación Carlota” con una mezcla de orgullo y dolor que no lo abandona a pesar de los años.

“Son muchos ya. Oficialmente comenzó el 4 de noviembre de 1975 y culminó en 1991. ¡Quién no tiene un papá, tío o vecino que haya estado allí, soldado o colaborador civil brindando su aporte solidario a la independencia angoleña!”

Angola sufría el asedio de la UNITA. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba propuso brindarle ayuda militar con el objetivo de preservar su independencia e integridad territorial, e impedir una invasión de Sudáfrica por su frontera sur.

Al enterarse el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro de la muerte de asesores militares cubanos en Caporolo tras un enfrentamiento con fuerzas invasoras, ordenó el traslado de las primeras unidades de combate, por vía aérea y naval.

La misión militar cubana en Angola fue decisiva para preservar la independencia total del país. También logró la independencia de Namibia y el fin de la política del Apartheid en Sudáfrica.

Cerca de 300 mil cubanos participaron en la epopeya. De ellos más de 2.085 perdieron la vida en la contienda mientras cumplían misiones militares y 204 en tareas civiles, repatriados a Cuba durante la Operación Tributo.

“Los números no son nada cuando recuerdas los nombres, las historias personales o ves las caras de sus familiares en la calle. Pero fuimos conscientes de nuestra misión, bien resumidas en las palabras de Raúl Castro”.

De Angola nos llevaremos la entrañable amistad que nos une a esa heroica nación, el agradecimiento de su pueblo y los restos mortales de los queridos hermanos caídos en el cumplimiento del deber. La gloria y el mérito supremo pertenecen al pueblo cubano, protagonista verdadero de esa epopeya que corresponderá a la historia aquilatar en su más profunda y perdurable trascendencia.

Raúl Castro

Dejar una respuesta

Tu email no será publicado.