“…En la tierra buena de los humildes” (V)

1 168
La ley resuelve todo en la herencia de la tierra en Cuba.

En la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Niceto Pérez de Minas de Matahambre en Pinar del Río hay 23 campesinos que llevan entre “cinco, diez y quince años en el trámite de la herencia de la tierra”. En ese período de tiempo han perdido una cifra considerable de ganado porque la orientación que reciben en su territorio es que, hasta que no se nombre el nuevo titular, no pueden ni comprar, ni vender bueyes y vacas. Los animales mueren y no se aprovechan, según opiniones de todos los entrevistados, incluido el veterinario que certifica las muertes.

El presidente de la cooperativa Amauri Junco Torres, afirma, que en la demora del proceso hay de todas las partes: orientaciones de la dirección municipal de la agricultura que pudieran no estar bien, dejadez por parte de algunos campesinos que no siempre siguen el trámite y es un proceso en el que intervienen varios eslabones aislados; gobierno local, agricultura municipal y provincial, la Asociación de Agricultores Pequeños, registro de propiedad, decisiones familiares, abogados y cuanto surja en el camino de heredar la tierra. A lo anterior sumo lo intrincado que viven muchos campesinos y el complicado acceso a las sedes institucionales municipales y provinciales. También el casi nulo conocimiento por parte de algunos jefes de las leyes que rigen el actuar en la agricultura cubana.

La mayoría de los entrevistados afirma que la instancia territorial le dice que sus trámites “están en la agricultura nacional”, otros “que no saben por dónde va eso”. El presidente de la cooperativa afirma que “necesitan resolver el asunto pendiente que obstaculiza el hacer de los campesinos”.

¿Los expedientes en la agricultura nacional?

Eddy Soca Baldoquin, Director de Suelos y Control de la tierra en el Ministerio de la Agricultura de Cuba accedió inmediatamente a conversar con Radio Guamá. No necesité solicitud previa para la entrevista y mucho menos figurar en su agenda de trabajo. Telefónicamente le anuncié el tema y sin más preguntas quedó en conversar a las 3:00 de la tarde de un día cualquiera. A continuación, la entrevista:

¿Existe solución legal para la comercialización del ganado mientras está activo el trámite de herencia de la tierra?

-Para la situación que usted me plantea que tienen los campesinos en trámite y que no pueden comercializar ni vender el ganado hay una solución legal dentro del decreto-ley 125.

El delegado provincial de la agricultura tiene la facultad de designar un administrador provisional de la finca que mediante resolución se nombra para que continúe el proceso productivo. Para que vendan los animales, para que vendan las producciones para que se siga produciendo. Lo que pasa es que las personas no conocen eso.

Es muy difícil que alguien solicite que se le nombre un administrador provisional en una finca mientras dure el proceso. Los hay que por las características propias son alargados. Comienza el litigio entre la familia, el otro que tiene que hacer un reconocimiento de matrimonio. Ese mismo caso que usted me decía ahorita, alguien que tiene que hacer un reconocimiento de filiación o de rectificar un nombre y eso a veces en los tribunales demora tiempo, hasta años. Pero para eso hay una solución legal. El delegado en la provincia nombra un administrador provisional de la finca que tiene todas las facultades de dar continuidad a la producción como si estuviera vivo el dueño.

¿Y esa facultad la tiene el delegado municipal?

El delegado municipal tiene esa facultad para los casos de tierras entregadas en usufructo, pero quien tiene la facultad en el decreto-Ley para los casos de herencia es el delegado provincial.

¿Y entonces el ganado que se ha desaprovechado en la Niceto Pérez por falta de esa decisión?

Cuando murió el dueño de la tierra debieron haber solicitado un administrador provisional.

Pero el campesino no lo sabe y el presidente de la Cooperativa no lo sabe ¿Cómo orientarlos?

De todas maneras, el delegado municipal de la agricultura debió haber orientado a las personas, porque tiene que saberlo.

¿Cuál es el tiempo establecido para finalizar un trámite de herencia de la tierra?

Están en el decreto ley 125, la resolución 24 de1991 y la 170 de 2017. Ninguna se contradice. La 170 que es la última, atempera la circunstancia actual al Decreto-Ley. Es decir, se trató de ir buscando solución a todo. Había un grupo de pasos que no tenían término. Por ejemplo, se consultaba a la ANAP y se podía pasar un año con el expediente. Los hubo que tuvimos que reclamarlos pasado ese tiempo. Entonces le dijimos a la ANAP: tu plazo es de 15 días. Si en ese tiempo no respondes es que estás de acuerdo con lo que dice el expediente. Te imaginas que para dar un criterio alguien se pase más de un año con un documento de este tipo.

Anteriormente por la misma situación que no había término para nada, alguien reclamaba dos veces, lo hacían un paquete y nos lo enviaban al Ministerio como estuviera. Cuando las personas volvían a interesarse por su caso, le decían: ya está en el Ministerio. Y cuando lo estudiábamos le faltaban muchos asuntos y lo virábamos en el mismo paquete. Y se pasaban en eso años.

Ese problema está resuelto. Para recibir un expediente, en el Ministerio de la Agricultura, hay que despacharlo. Si está completo lo recibimos. Si le falta algo le decimos qué hacer.

¿En la ley está todo cuanto debe tener el expediente?

Por supuesto. Está establecido. A veces cuando estudias el expediente ves que falta algo muy puntual y se retornan. Los hay muy voluminosos. De cien expedientes que se devolvían en un año, hoy devolvemos cinco, seis.

¿Y cuándo el proceso de herencia llega al Ministerio de la Agricultura?

En apelación o en proceso de revisión.

¿Entonces los expedientes no tienen que ir al Ministerio de la Agricultura para ser resueltos?

No. En los asuntos normales se resuelven en la provincia. Cuando hay litigio entre la familia, alguien reclama o establece un recurso y es cuando va al Ministerio de la Agricultura. El ministro se pronuncia en una apelación, se envía el expediente a provincia. Si alguna de las partes no está de acuerdo establece un proceso de revisión, vuelve de nuevo al Ministerio, se reenvía a la provincia y si alguien no está de acuerdo, las personas tienen derecho de acudir a las vías judiciales. Ese era otro gran problema que teníamos. Nos pronunciábamos en revisión y se acabó.

¿Evidentemente el proceso ordinario de heredar ocurre en la provincia?

En la provincia. Llega al ministerio cuando hay reclamación de alguna de las partes. De los trámites que entraron al Ministerio en el 2020 solo hay uno pendiente. Los demás fueron solucionados. Hemos logrado que todos los trámites se resuelvan en el término establecido. Hay uno muy puntual que está en vías de solución por tener ciertas características y no es de Pinar del Río.

Los tramites que llegan al Ministerio los resolvemos en el término de sesenta días. Todos.

Muchas gracias.

El DECRETO-LEY NUMERO 125 REGIMEN DE POSESION. PROPIEDAD Y HERENCIA DE LA TIERRA Y BIENES AGROPECUARIOS del 30 de enero de 1991, es el que regula la posesión y uso de la tierra en Cuba. Está firmado por el presidente del Consejo de Estado Fidel Castro Ruz.

El decreto-Ley 125 tiene un reglamento para la aplicación del Régimen de Posesión, Propiedad y Herencia de la Tierra, que es la Resolución 24 del 19 de marzo de 1991.

En el 2017 se emitió una nueva resolución donde se reglamentan un grupo de términos que no existían en la Resolución 24. Se trata de la 170 de 1917 del ministro de la Agricultura de Cuba. El reglamento de procedimientos administrativos agrarios.

Evidentemente, en el caso que nos ocupa, hay desconocimiento o no uso de las leyes y reglamentos que intervienen en la herencia de la tierra y bienes agropecuarios en Cuba. A pesar de que todo cuanto actúa en el proceso de herencia está escrito, no se domina plenamente o al menos así lo demuestra el limbo legal de los trámites que emprendieron los socios de la Niceto Pérez hace años. Si en el Ministerio de la Agricultura de Cuba no están los expedientes, dónde están y por qué ha demorado años la respuesta a 23 campesinos. ¿Cuántos más habrá en esa situación?

Espere en una próxima entrega las posibles respuestas. No sé cuánto pudieran demorar porque la solicitud de entrevista depende de ser ubicada en la agenda de trabajo del delegado provincial de la agricultura de Pinar del Río.

También puede leer:

“…En la tierra buena de los humildes” (I)

“…En la tierra buena de los humildes” (II)

“…En la tierra buena de los humildes” (III)

“…En la tierra buena de los humildes” (IV)