Maceo y Che en el recuerdo perenne de millones de cubanos

0 46

Por azar del destino dos valerosos hombres, Antonio Maceo y Ernesto Che Guevara, vieron la luz un 14 de junio y aunque en tiempo y lugares distantes, a ambos los unió el valor, la constancia y similares sentimientos de justicia social y de libertad.

Defendían la amistad y la verdad por sobre todas las cosas. En sus campamentos el trabajo era ley y había poco lugar para la jarana; preferían la disciplina y el orden, actitudes que le exigían a la tropa.

Forjados como destacados estrategas militares, eran de los primeros en el combate. Como jefes de columna compartieron el heroísmo que significó defender a Cuba, venciendo en cada batalla a un enemigo superior en número y armas.

Ambos fueron fieles a los ideales de independencia y a quienes lideraron la guerra. Cuba los unió a través del tiempo, por ella lucharon y en ella dejaron su huella infinita.

Metal y alma se unieron para fundirse en el recuerdo perenne de millones cubanos.