Raúl Paz: “Música del campo. La que más existe en el mundo”

0 166

El cantautor cubano, Raúl Paz dice que “no hay nada más elegante que un campesino trabajando la tierra. Con su camisa, su sombrero, sus botas. Reflejar ese panorama es esencial. Sin embargo, es la música urbana la que se está imponiendo en las ciudades, donde está la industria, la radio, los principales medios de comunicación. Y todo, frente a una cultura del campo que es la que más existe en el mundo”.

El compositor expresó que “en Cuba la mayoría de las personas vive fuera de La Habana y conozco personas que no dicen de dónde son hasta que tienen una notoriedad. Te cuento una anécdota:

cuando regresé definitivamente a Cuba una de mis primeras entrevistas fue en la radio y en cada pregunta me refería a que era de Pinar del Río, además de San Luis, yo muy contento y orgulloso. Cuando hacen una pausa para promociones, el locutor me dice: “oye no tienes que decir que eres de Pinar del Río” y eso me dio mucho sentimiento. ¿Cómo negarlo? Lo que me hizo entender que ser de mi pueblito, de mi bajareque era muy importante. La gente valoraba mucho que vineras de un lugar auténtico y no te quisieras pasar por un neoyorquino, un habanero, o un parisino. Nunca pude entender que aquel muchacho me dijera: no digas que eres de Pinar del Río. Como si fuera un pecado. Y me puse muy molesto con él”.

Para Raúl Paz, el campo cubano es y ha sido inspiración constante en la música cubana. Por una razón muy importante. Se ha hecho en los últimos años un trabajo formidable con la música afrodescendiente. “Toda esa herencia africana que tenemos es fundamental, sin embargo, se hace muy poco, al menos es mi criterio, con la música del campo”, asevera el cantautor.

“Cuando nos ponemos a analizar la música cubana- afirma- empezamos por el trío Matamoros, que vienen del campo, de Santiago. Para mi Matamoros es el concepto más lineal y desarrollado de lo que es la música cubana. En esa música de Matamoros que eran dos guitarras y un cantante, está todo lo que es hoy la música cubana; la melodía, los temas, la estructura armónica y musical de la canción. Antes teníamos las danzas de salón, los danzones que son movimientos de ciudad, digamos urbanos. Es con Matamoros que esa música popular del campo empieza a desarrollarse y a pertenecer al ámbito cultural-musical de la Isla. Cuando hablo de música del campo no estoy hablando de la guajira o del punto guajiro. Hablo de los sones, los boleros, los boleros-sones y hasta la llamada música afrocubana que también es tocada en ellos”.

“Se hace mucha música importante en el campo y tenemos ejemplos extraordinarios”, dice Raúl Paz /Foto de Ivón Deulofeu

En los campos -señala Raúl Paz-, se ha desarrollado todo tipo de música.

“La música del campo puede llegar a ser hoy, como me he encontrado a muchachos haciendo reguetón, como la controversia que está en este campo tan bello. La música y las tradiciones campesinas no se limitan a un cliché establecido por ciertos elementos a través de los años. No se ha definido qué es un guajiro y lo que es un campesino”.

“Se hace mucha música importante en el campo y tenemos ejemplos extraordinarios que van desde la gran Celina Gonzáles, pero que más a la actualidad, nos llevan a un Polo Montañez que nadie hubiese apostado por él en algún momento. Un guajiro pinareño que tocaba en los bares o en los restaurantes de su pueblo y de pronto se volvió una estrella internacional. Podemos citar muchos.

“Uno de los grandes artistas cubanos, muy poco conocidos en Cuba, desgraciadamente murió hace unos años, Guillermo Portabales, compositor y guitarrista cubano que popularizó la guajira, un estilo de música campesina. No hay lugar en el mundo que llegues y no te hablen de él. Fue uno de los grandes exponentes de esa música en el mundo, recordemos El Carretero. Antes de Polo tuvimos a Benny, era un campesino que araba la tierra, le cantó mucho al campo, hizo muchas guajiras. Tenemos tendencia a pensar que eso no es música del campo”.

Ha existido un compendio musical en el campo que desgraciadamente no se le ha dado la importancia que tiene. Y se piensa que la música del campo es el punto guajiro, la décima campesina, que es extraordinaria y merece mucho más. Yo sé que en los campos de Cuba hay gente muy talentosa, fina, elegante, tan capaz que no es necesariamente gente con cliché que tenga que parecerse a las viejas fotos de campo de los años treinta, ni cuarenta”

“Yo sé que en los campos de Cuba hay gente muy talentosa, fina, elegante, tan capaz”, dice en entrevista a Radio Guamá Raúl Paz / Foto de Ivón Deulofeu

Hoy el campo es un lugar de vida extraordinario. Hay que pensar en Viñales. El cambio que dio en sus últimos diez, quince años. Con sus propias personas. Con gente que decidió dar un cambio importante a su pueblo a su manera de pensar, de hacer las cosas.

“Te encuentras un restaurante en Viñales que está a la altura de uno en La Habana e internacionalmente. Se dieron a la tarea y fueron capaces. También las casas de alquiler, lugares para visitar. Y ahí están los campesinos que han recuperado las tradiciones que se habían perdido. Hay mucho que hacer en el campo cubano desde el punto de vista cultural. Me quito el sombrero ante él y siempre lo voy a defender”, afirma el reconocido músico cubano.

Raúl Paz está componiendo en el campo cubano. Ha presentado El Puente y ya crea el próximo disco. Y es un ejemplo, de que no necesariamente tienes que hacer una controversia porque estás en el campo cubano. “Me dicen, siempre, que mi música tiene mucho de cubano y es verdad, pero tiene mucho de guajiro, de música del campo que es de donde vengo.

“Me dicen, siempre, que mi música tiene mucho de cubano y es verdad, pero tiene mucho de guajiro, de música del campo que es de donde vengo” / Foto de Ivón Deulofeu

Leer también:

Desde Viñales Raúl Paz habla de su último disco El Puente